10 verdades sobre la cirugía plástica

Si tu nueva meta es aumentarte los senos o sacarte esos centímetros de más de la barriga, te has preparado mentalmente para el cambio y has leído sobre el tema. ¡Espera! Antes de la intervención es mejor que tengas en cuenta algunas verdades que nadie te cuenta.

Cirugía cosmética también es cirugía
No precisamente porque te vas a operar por gusto, quiere que decir que no sea una cirugía, con todos los riesgos que ella trae, anestesia, postoperatorio, problemas en la operación, además, estás en un quirófano durante algunas horas. Así que mejor entérate bien de todas las indicaciones y contraindicaciones que necesitas saber antes de someterte a esa intervención.

Algunas se deprimen
Si te operas en la noche no quiere decir que en la mañana ya estarás perfecta caminando y luciendo o tus nuevas adquisiciones o esas libras de menos, las vendas, los moretones, las costuras, suelen deprimir a los pacientes.

¿Tu vida cambiará?
Para algunas personas la vida cambia radicalmente, pero algunas no quedan felices con el resultado y lo que esperaban que les aumentara el autoestima, las vuelve más retraídas e inseguras. Un par de implantes en los senos o en la cola, un estiramiento de piel o menos grasa, en muchas ocasiones no hace que te sientas mejor. Empieza por sentirte bien por dentro y luego arreglarás lo de afuera.
Nada es eterno...
Lograste los resultados esperados, te sientes bien al mirarte al espejo, pero algunas veces por negligencia de las pacientes las operación duran poco, o el paso del tiempo, los hijos, al final no todo será igual eternamente, las libras de más volverán, lo senos caerán, las arrugas estarán ahí.
El post operatorio:
Seguramente has leído mucho sobre tu cirugía y te ha advertido del post operatorio, si así lo has hecho, debes estar conciente sobre lo que este implica, dolores fuertes, poco sueño, inmovilidad por algunos días, alimentación rigurosa. Así que prepárate para lo que viene.
Una segunda intervención
Algunas veces las cosas no salen bien en la primera vuelta y podrías necesitar una segunda operación, para retocar lo que faltó, para arreglar lo que no quedó bien, y obviamente, serán los mismos riesgos de la primera intervención.
Médicos poco profesionales
Lo más importante antes de someterte a una cirugía estética es consultar varios doctores, estudiar su hoja de vida y mirar los resultados en otras pacientes, sin embargo, algunas veces se encuentran médicos no tan profesionales, líbrate de ellos, investigando su currículo.
Una y otra y otra y otra...
Las cirugías plásticas pueden convertirse en un círculo vicioso, después de hacerse una quiere otra y retocarse la cara, bajar esas libras, levantar los senos, arreglar la nariz, estirar las arrugas y nunca termina para querer quedar “perfecta”.
El bolsillo se afecta
Una buena cirugía implica grandes gastos, las intervenciones no bajan de 5.000 dólares, y los medicamentos, los masajes, las cremas, la nueva moda, el estilo de vida diferente, todo es un gasto.
Ellos no se mueren por las cirugías
Muchas mujeres pretenden que después de una cirugía plástica conozcan al amor de su vida, pero ellos en ocasiones ni se fijan en eso y para algunos la belleza es mejor natural, así que si tienes pensado ese cambio que sea por ti y no por los hombres.


No hay comentarios:

Publicar un comentario