Algoterapia: una terapia rescatada del fondo del mar para cuidar nuestro cuerpo por dentro y por fuera

Por vía tópica, las algas tienen una gran afinidad con nuestra piel y a nivel interno, su gran contenido alimenticio le ha servido en bandeja el título de “alimento del futuro”. Las plantas marinas son genéticamente las formas de plantas más antiguas de la tierra y están reconocidas como extremadamente ricas en minerales y microelementos. Avances tecnológicos hacen posible, hoy en día, extraer de las algas ingredientes que contengan oligoelementos esenciales. Las algas marinas son ricas en proteínas, vitaminas, azucares y oligoelementos.
Las algas son una despensa terapéutica y una farmacia
Entre sus funciones principales destaca su gran poder de hidratación y la regulación iónica que producen junto al incremento de los intercambios metabólicos celulares. Además, los tratamientos de algoterapia activan todas las defensas naturales del organismo. Las algas son una fuente indiscutible de vida. En sus muchas variedades, concentran todas las riquezas del mar: vitaminas, proteínas, aminoácidos, oligoelementos, yodo, magnesio, potasio, hierro, selenio, zinc,... nuestra piel, a través de los poros, absorbe estos concentrados que le proporcionarán innumerables elementos vitales para su salud y su belleza.
Opinión médica
En opinión de la Dra. Eva Ferrer, directora médica del centro Ra Wellness, que inaugura sus instalaciones este mes, “la algoterapia es un método terapéutico tópico donde se utilizan algas marinas como materia prima. Una de las características más importantes es su capacidad única para concentrar las propiedades del mar en si mismas. Son una valiosa fuente de sales minerales y oligoelementos. Como propiedades cabe destacar su capacidad de ósmosis para captar iones metálicos, oligoelementos y aminoácidos del agua de mar, lo cual las hace particularmente apropiadas para el uso, tanto en el campo de la medicina como en el de la estética”.Las algas poseen gran número y variedad de principios activos que les proporciona actividad a distintos niveles. Tienen interesantes propiedades como analgésicos y/o anti-inflamatorios para partes blandas y articulaciones. Por eso, se utilizan en casos de sobrecargas musculares, inflamaciones articulares, afecciones de la epidermis y la circulación. Además añaden muchos beneficios como antioxidantes y vasodilatadoras. Aunque existen distintos tipos de algas, genéricamente se pueden destacar como fuente natural de elementos para reequilibrar nuestro cuerpo y proporcionar beneficios orgánicos saludables.

Tratamientos estéticos
En el fondo del mar existen cerca de dos millones de especies vegetales y animales listas para ser utilizadas. Pero las más empleadas en cosmética son las algas por su capacidad para emulsionar las cremas sin añadir aceites, lo que permite texturas ligeras con una sensación de frescor añadida. Los extractos de algas aportan vitaminas, minerales y oligoelementos tan interesantes como el yodo o el magnesio. Gracias a los micronizados deshidratados de algas y las algas pardas criotrituradas o microestalladas es posible concentrar todas las propiedades del océano. Los talasocosméticos incorporan además de algas, lodos, arenas marinas y agua de mar.
A nivel dietético, hay que tener en cuenta su poder saciante y nutritivo a un tiempo. Se usan tanto en dietas adelgazantes como en emplastos o añadidas al agua de la bañera. Las algas intervienen en numerosos tratamientos de talasoterapia que ayudan a estimular la circulación y combatir la celulitis. La aplicación de algas con aducción de termoterapia por rayos infrarrojos tiene una acción sedativa sobre el dolor y de relajación sobre las contracciones musculares.Los baños con algas resultan muy recomendables como activadores del metabolismo, estimulantes de la circulación y por su efecto sedante general. Se pueden beneficiar de sus resultados las pieles átonas, flácidas y edematosas, además son un tratamiento ideal en caso de celulitis u obesidad localizada. Su poder antidescongestivo también es destacable, así como sus propiedades desinfectantes. Su alto contenido en yodo, desempeña un papel muy importante en procesos de higiene epidérmica y contribuyen a la restauración de estados morfológicos y metabólicos anormales, tanto epicutáneos como cutáneos.
Propiedades dietéticas de las algas
Una cucharada diaria de algas es suficiente para aportar a tu organismo todos los minerales y oligoelementos esenciales que necesitas. Debes saber que las algas son las verduras más ricas que existen. Contienen yodo, hierro, cobalto, magnesio, calcio, fósforo y potasio. Descubre las más nutritivas: espirulina y alga azul Klamath, repletas de clorofila y aminoácidos esenciales activan las enzimas del cuerpo, previenen el cáncer y ayudan a purificar la sangre incrementando la formación de hemoglobina, Favorecen también la contracción de los vasos sanguíneos y aumentan el rendimiento muscular y nervioso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario