Aromaterapia es un mundo sin palabras, un mundo de imágenes que se van descubriendo al sentir los aromas.


1. ¿Qué es la Aromaterapia?

La palabra "aroma" significa fragancia u olor dulce, y "terapia", tratamiento para curar.

Las propiedades naturales de las plantas actúan sobre el nivel físico y emocional del ser humano. La aromaterapia utiliza aceites esenciales extraídos de plantas con propiedades curativas.

La mejor forma de prevenir las enfermedades es fortalecer los mecanismos de autodefensa del cuerpo.

La aromaterapia ayuda a restablecer la armonía entre el cuerpo, las emociones y la mente. Esta armonía se ve diariamente perturbada por las tensiones de la vida moderna y la contaminación del medio ambiente. Todos podemos mejorar nuestra salud por medio de las diferentes técnicas de la aromaterapia, utilizadas por la humanidad desde hace siglos.

2. ¿Para qué se utiliza?

Las propiedades de los aceites esenciales son diversas: actúan como antisépticos, antiinflamatorios, antidepresivos, etc.

Su acción es muy valiosa como antisépticos, ya que a diferencia de los remedios sintéticos, los aceites esenciales matan los gérmenes sin dañar los tejidos. Su fragancia puede aniquilar incluso los gérmenes transportados por el aire. Por ejemplo, los vapores de la esencia de limón neutralizan el virus de la meningitis en 15 minutos, y el bacilo del tifus en menos de 1 hora.

También se utlizan con eficacia para dolores de cabeza, mareos, resfríos, gripe, catarros, fiebre, heridas de la piel, quemaduras, pediculosis, alergias, enfermedades infecciosas, dolores menstruales, impotencia, frigidez, insomnio, tensión nerviosa, depresión, duelos, etc.

Actúan sobre los músculos, eliminando sustancias nocivas y favoreciendo su oxigenación, eliminando tensiones y bloqueos que suelen ocasionar diversos trastornos. Sobre la piel, eliminando las células muertas de la epidermis, dejándola limpia y sana. Sobre el sistema nervioso, relajando las fibras sensitivas y dando bienestar general.

Su uso también se está extendiendo a la cosmetología, en la preparación de cremas rejuvenecedoras, shampúes anticaspa o para la caída del cabello, lociones refrescantes, etc.

3. Formas de aplicación

Los aceites esenciales pueden aplicarse de muy diversas maneras, siendo las más comunes: masajes, baños de inmersión, hornillo, difusores, compresas, cremas, lociones, etc.

4. La Aromaterapia en la historia

La aromaterapia es una forma de curación natural que tiene más de 8.000 años. A lo largo de todas las edades, los sacerdotes, médicos y curanderos, desde China hasta América, preparaban fórmulas aromáticas con hojas, flores y hierbas, y las usaban en combinación con otras técnicas.

* Los antiguos egipcios, griegos, chinos y romanos conocían las propiedades curativas de las plantas.

* Los egipcios embalsamaban a sus muertos cubriendo sus cuerpos con una resina que eliminaba la actividad bacterial. Los faraones utilizaban los más caros perfumes: en la tumba del Rey Tut se encontraron jarrones llenos de perfume que conservaban su aroma desde el año 1.350 a.c.

* También los médicos griegos desarrollaron la ciencia de la medicación aromática. Galeno escribió un manual sobre el uso de las plantas que se utilizó durante quince siglos.

* Los árabes perfeccionaron el proceso de destilación, creando la más potente de las esencias. Las rutas comerciales árabes hicieron ingresar los aceites esenciales al comercio internacional.

* Durante la conquista de América, los españoles quedaron sorprendidos ante los jardines de Moctezuma, de los cuales los médicos aztecas obtenían los ingredientes para sus fórmulas medicinales.

* A mediados del siglo diecinueve, en Europa comenzaron las investigaciones científicas para determinar el efecto de los aceites esenciales sobre las bacterias en los seres humanos. Comprobaron, por ejemplo, que la esencia de clavo ataca el bacilo de la tuberculosis, y que la esencia de tomillo puede vencer al tifus y otras bacterias en menos de 10 minutos.

* La aromaterapia moderna comienza a principios del siglo veinte. Un químico francés llamado Gattefosse, fundó una casa que producía aceites esenciales para ser usados en cosmética y perfumería. Un día se quemó una mano en su laboratorio. Recordó que la lavanda cura las quemaduras y alivia el dolor, así que metió la mano en un recipiente lleno de lavanda pura. Rápidamente la quemadura comenzó a sanar. Gattefosse comenzó entonces su investigación sobre los poderes curativos de los aceites esenciales. Clasificó la forma en que las esencias afectan el metabolismo, los nervios, los órganos de la digestión y las glándulas endócrinas. Creó la palabra "aromaterapia" en el año 1.928.

* En París, el médico Jean Valnet descubrió los estudios de Gattefosse y empezó a dedicar la mayor parte de su práctica a experimentar con aceites esenciales, y a anotar los resultados. Valnet era cirujano militar, y los aplicó para curar quemaduras y heridas de batalla.

* En la misma época, una bioquímica llamada Marguerite Maury desarrolló un método de aplicar los aceites por medio del masaje. Recibió un premio internacional por su trabajo en el cuidado de la piel.

* La aromaterapia se encuentra reconocida oficialmente en Francia, y en Gran Bretaña sus principios se utilizan en sanatorios y hospitales para contribuír a la recuperación de los pacientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario