GIMNASIA FACIAL


La llamada gimnasia facial es muy agradecida porque los músculos del rostro son más pequeños y más delgados que en el resto del cuerpo, lo que favorece resultados más rápidos y notorios.

Frente lisa

Ejercicio 1 Coloca la cara anterior de los dedos meñique, anular y medio en la parte superior de la frente. Contrae los músculos de esta zona y para saber que lo haces bien notarás que los dedos suben y bajan. Repite el ejercicio 20 veces.


Ejercicio 2 Para evitar el ceño fruncido pon las yemas de los dedos de cada mano sobre cada una de las cejas (la mano derecha sobre la ceja derecha, la mano izquierda sobre la ceja izquierda) cubriéndolas completamente. Presiona hacia abajo sin estirar la piel e intenta, al mismo tiempo, subir y bajar las cejas. Repite 10 veces.

Contra la papada

Ejercicio 1 Con la mano derecha forma una L con los dedos pulgar e índice y entonces coloca el pulgar bajo el mentón estirándo hacia atrás (hacia el cuello). Tensa y relaja alternativamente. Repite este movimiento 10 veces.

Ejercicio 2 Para mantener un cuello estilizado, con la cabeza bien recta y mirando al frente, inspira aire y a medida que sueltas el aire, estira el cuello hacia arriba y luego lo giras hacia un lado tan atrás como puedas. Relaja y repite lo mismo hacia el otro lado. Repite el ejercicio 5 veces por lado.

Ejercicio 3 Pon los dedos de una mano en un lado de tu garganta y el pulgar en el otro lado. Haz movimientos circulares rápidos arriba y abajo de la garganta. Repite el ejercicio 10 veces con cada mano.

Labios voluminosos y sin arrugas

Ejercicio 1 Coge con los pulgares el interior de las comisuras de los labios. Inspira aire y al soltarlo intenta pronunciar la letra O y cerrar los labios sin soltar los dedos. Repite 5 veces

Ejercicio 2 Por los dos pulgares debajo del labio superior en la zona central (las uñas han de mirar hacia abajo pero sin tocar la encía). Inspira aire y al soltarlo presionas el labio contra los pulgares. Repite 10 veces.

Pomulos definidos

Pon las palmas de las manos sobre las mejillas para que puedas notar cómo aprietas las mandíbulas. Inspira aire y al soltarlo lleva los labios hacia adelante lo máximo que puedas mientras que las manos presionan los músculos de las mandíbulas hacia atrás. Mantén el gesto unos segundos, relaja y repite 5 veces.

Sin bolsas ni ojeras

Con los ojos abiertos, apoya los dedos índice derecho sobre el párpado inferior derecho e índice izquierdo sobre el párpado inferior izquierdo. Inspira aire y al soltarlo intenta cerrar los ojos mientras los dedos se oponen al movimiento sujetando la piel hacia abajo. Haz 10 repeticiones.

Patas de gallo y párpados hinchados

Cierra los ojos y coloca los dedos índice sobre el final de las cejas derecha e izquierda respectivamente mientras apoyas los pulgares en el exterior de los pómulos. Abre los ojos y con los dedos estira bien la piel hacia atrás. Inspira aire y al soltarlo intenta cerrar los ojos; ya verás como no podrás porque estás sujetando los párpados. Repite 10 veces.

Para activar la circulación sanguinea del rostro

Con las yemas de los dedos medio e índice golpea 20 veces cada uno de los puntos de la cara de forma rápida y de la misma manera que tocarías una plancha para saber si ya está caliente. Inicia el movimiento desde las comisuras de los labios, sube por la cara exterior de la nariz y sigue por el párpado inferior hasta el final del ojo. Luego haz lo mismo desde la parte superior de la nariz hacia el final de ambas cejas. Luego haces lo mismo para el contorno inferior de tu rostro (de oreja a oreja).

Ejercicios para cuello y garganta

Estos ejercicios tienes que realizarlos sentada y en posición erguida, inclinando la cabeza hacia atrás y manteniendo la boca cerrada y relajada.

Ejercicio 1: Estando en la posición indicada, inicia un movimiento de masticación. Sentirás los músculos que trabajan del área del cuello y de la garganta - los resultados te sorprenderán. Repite 20 veces.

Ejercicio 2 Manteniendo la posición forma ahora con tus labios juntos un beso y estira el beso, como si intentaras besar el techo. Mantén así los labios mientras cuentas hasta diez, a continuación relájalos y levanta de nuevo la cabeza hacia su posición normal. Repite el ejercicio 5 veces.

Ejercicio 3 En la posición anterior, saca ahora la lengua e intenta tocarte la barbilla con ella mientras cuentas hasta 10. Levanta ahora la cabeza y llévala a su posición normal.Repite 5 veces

Ejercicio 4 El movimiento siguiente consiste en poner tu labio inferior encima del superior todo lo arriba que puedas, cuentas hasta 5 y luego recupera la posición de natural de la cabeza. Repite el ejercicio 5 veces.

Ejercicio 5 En este ejercicio te has de echar sobre la cama con la cabeza colgando boca abajo sobre el borde. Levanta lentamente la cabeza hacia atrás y mantenla en esta posición mientras cuentas hasta diez. Relaja y baja ahora la cabeza. Repite 5 veces.

Ejercicio 6 Sentada y con la cabeza en posición normal, abre la boca, empuja el maxilar inferior hacia adelante y cuentas hasta diez. Relaja y repite el ejercicio 5 veces.

Estos ejercicios son sólo unos ejemplos extraídos de distintas fuentes. Espero que te sean beneficiosos y los practiques a diario independientemente de tu edad.

1 comentario:

  1. Me quiero presentar me llamo ISABEL LOPEZ y soy profesoa de Gf desde hace 6 años. Yo te recomiendo una clase personalizada donde estudiare las zonas a mejorar y te entregare una tabla de ejercicicos y pautas junto a mi DVD con todos los ejercicios. Tambien tengo mi curso online dirigido por mi que atiendo las dudas o consultas que te puedan surgir. Te dejo mi blog y ahi encontraras mi mail http://gimnasiatonificacionfacial.blogspot.com

    ResponderEliminar