SEIS BUENAS RAZONES PARA CUIDAR TU PIEL CON ALOE VERA



En los países y civilizaciones que conocieron el Aloe vera, encontramos huellas indiscutibles de su uso para cuidar la piel y el cabello. Hoy en día, un número considerable de fabricantes de productos de belleza se apresuran a indicar en las etiquetas que su producto contiene Aloe vera.

1. El aloe vera regula el pH de tu piel. El pH normal de la piel oscila en torno al 5.5, es decir, ligeramente ácido. Esa ligera acidez le permite resistir mejor las invasiones de microorganismos. El aloe posee un pH que puede variar entre el 3.5 y 4.7, por lo que resulta más que adecuado para equilibrar o mantener el pH de la piel. Sus efectos reguladores y su no toxicidad lo convierte en un agente cosmético universal

2. El aloe vera penetra profundamente en la piel. Asociado a otros elementos como la vitamina E, les ayuda a atravesar la epidermis para nutrir la dermis y la hipodermis o activar la microcirculación sanguínea. El aloe penetra la piel cuatro veces más rápido que el agua. Por contra, y debido a este gran poder penetrante, puede traer consigo todas las impurezas y bacterias de la superficie, por lo que antes de aplicar el aloe debes limpiar a fondo la piel, sobre todo en caso de herida.

3. El aloe vera nutre la piel. Con toda su batería de vitaminas, aminoácidos y sustancias diversas, el aloe nutre las capas profundas de la piel. Si se combina con mascarillas de arcilla o frutas, el efecto es todavía más poderoso. Gracias al aloe todos los elementos nutritivos que contienen penetran más profundamente en la piel.

4. El aloe vera libra a la piel de las células muertas. Gracias a la acción de sus enzimas proteolíticos (enzimas que hidrolizan proteínas, es decir, las rompen), elimina las células muertas.

Debemos eliminar regularmente las células viejas, para dejar que se formen otras nuevas, porque si las viejas no desaparecen, se acumulan hasta formar una capa córnea que resta flexibilidad a la piel.

5.- El aloe vera, un regenerador celular. Asegura y acelera el pleno crecimiento de nuevas células, gracias a sus numerosos elementos nutritivos. Algunos estudios han revelado que el gel de aloe acelera la producción de células fibroblastos (propias del tejido conjuntivo que forma la dermis) seis u ocho veces más rápidamente que la producción normal. Además acelera la fabricación de colágeno.

6. El aloe vera es a la vez un agente hidratante y astringente. Para conservar la salud, una piel debe poseer una cantidad de agua suficiente, poco importa que sea seca o grasa. Ese es un papel que una crema hidratante a base de aloe vera puede cumplir a la perfección. El aloe vera hidrata la piel gracias a su considerable porcentaje de agua (99%), y además puede conservar la humedad de la piel. Por su capacidad para reafirmar los tejidos, el aloe vera es también un astringente. Eso se debe a que contiene mono y polisacáridos así como varios aminoácidos. No obstante, en algunos casos las propiedades astringentes del aloe pueden imponerse a sus propiedades como hidratante, por lo que el aloe vera puro puede secar ciertos tipos de piel. La mayoría de los fabricantes de productos prefieren combinar el aloe vera con otras sustancias para evitar semejante fenómeno. Al elegir una buena crema hidratante comercial asegúrate de que posee un buen porcentaje de aloe vera (mínimo de 15%).

No hay comentarios:

Publicar un comentario